ElBuenTono

VERACRUZ.- La biodiversidad que se aloja en los cerros que flanquean el Golfo de México, desde Alto Lucero hasta Actopan, está nuevamente amenazada por los proyectos mineros de El Cobre 2 y Caballo Blanco, éste último autorizado recientemente por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, para que ejecute trabajos de exploración.

Pese a la oposición de ejidatarios y activistas ambientales y a las múltiples suspensiones en los últimos 5 años, las compañías canadienses Almaden Minerals y Candelaria Mining Corp. han insistido en explotar oro, plata y otros minerales en esta región localizada a unos 40 kilómetros al Norte del Puerto de Veracruz y a 5 kilómetros de la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde.

CABALLO BLANCO

El pasado 7 de abril, el delegado en Veracruz de la Semarnat, José Antonio González Azuara, firmó el documento resolutivo que autorizó a la empresa Caballo Blanco, S.A. de C.V., iniciar con los trabajos de exploración en el cerro La Paila, en el municipio de Alto Lucero.

EL COBRE 2

A unos 20 kilómetros al Sur de donde se reactivará el proyecto Caballo Blanco se localizan ocho puntos del proyecto denominado El Cobre 2, promovido por Minera Gavilán, S.A. de C.V., subsidiaria de la canadiense Almaden Minerals en 2016.

En los informes preventivos de las empresas canadienses se detalla que en dicha región existen desde robles, sauces, comezuelo, higueras, guácimas, guanacastes, encinos, cocuites, helechos, palmas y otras especies.

En cuanto a fauna, en esa demarcación es posible observar tlacuaches, armadillos, coyotes, tejones, venados cola blanca, tuzas, zorras y al menos 432 especies de aves, desde garzas, halcones, gavilanes, choros, patos, colibríes y loros.

Considerado este inventario de especies y dentro del contexto de la amenaza al Medio Ambiente, Emilio Rodríguez insiste en que la sociedad civil debe exigir que se detengan proyectos que ponen en riesgo la vida de seres humanos, flora
y fauna.

AmoramarMx Superiberia